Barbara D'Achille

BÁRBARA D'ACHILLE

 

Se asombraba de la riqueza del bosque de Tumbes, el Parque Nacional Cerros de Amotape y el Coto de Caza El Angolo; también por los Pantanos de Villa, Paracas, el Colca y el Lago Titicaca.

En su memoria, la Reserva de Pampa Galeras, creada en 1967, cambió de nombre a Pampa Galleras – Bárbara D´Achille en el año 1993 y un lorito verde amazónico adoptó, en su honor, el nombre científico “Nannopsittaca dachilleae”. Antes de llevar su apellido, aquel era conocido como el “pájaro sin nombre”.

Bárbara D´Achille, centró su investigación a los problemas sociales y económicos de la región Huancavelica, considerado como la zona mas pobre del país, que pese haberle dado ingentes recursos económicos al erario nacional por la explotación del azogue y ser el primer potencial hidroenergético del país, a través del Complejo Hidroeléctrico del Mantaro, sufría de la indiferencia del estado, hecho que en su momento esta investigadora advirtió. El compromiso y sentimiento que le unió a Bárbara con el pueblo de Huancavelica, fue el de encontrar la solución del antiquísimo problema social de miseria y postergación que castigaba a esa zona; Bárbara D´ Achille, la mañana del 31 de mayo de 1989, se entrevistó con el Director de Proyectos Especiales de la Corporación de Desarrollo Huancavelica, y con el salio para un recorrido por las comunidades del Pueblo. Esa fue su última misión en defensa de los recursos naturales, pero su legado de cuidado ambiental y búsqueda de una mejor calidad de vida para las zonas deprimidas a permanecido en el recuerdo y seguirá difundiéndose con los años venideros.