Jorge Segura Perca se ganaba la vida desempeñándose en varios oficios poder mantener a su familia. Por causa de un accidente, en el que fue arrollado por un vehículo que se dio a la fuga, sufrió una fractura múltiple en su brazo izquierdo y por más de ocho años no pudo reunir dinero para costearse la operación.

La ONG Bárbara D’achille a través de la gestión de su presidente, le consiguió un empleo en la ciudad de Lima por el tiempo que duraron las intervenciones (8 meses); luego presentó este caso a los médicos del hospital de la Solidaridad de la Municipalidad de Lima, quienes lograron operarlo en tres sesiones, con éxito.