Rinoceronte Negro del Oeste Africano

Taruca

Delfín de Baiji

Gato Andino o Titi

Comentario Ecológico

Bucambhila

El primer alimento en todo ser viviente es el oxígeno. Los árboles tienen múltiples funciones en la vida del planeta, entre ellas están las ecológicas, económicas y sociales, son los grandes saneadores de la naturaleza:

Tienen una función importante en el clima loca, regional y mundial; cerca del 50% al 80% de la humedad del aire proviene de los árboles por transpiración y evaporación. Si áreas grandes de estos bosques son taladas, la precipitación media anual disminuye y el clima de la región se hace más cálido y seco.

Los árboles también juegan un papel importante como defensa contra el calentamiento mundial que se cree provendrá de un más intenso efecto de invernadero. Mediante la fotosíntesis, los árboles ayudan a remover el dióxido de carbono del aire y añaden oxígeno al mismo, explicando así porqué los árboles del mundo han sido llamados una parte clave de los “pulmones” de la Tierra.

Los árboles proporcionan hábitats para un mayor número de especies silvestres, lo que los convierte en el principal albergue de la diversidad biológica del planeta. Ayudan a amortiguar el ruido, absorber algunos contaminantes del aire y nutrir el espíritu humano proporcionando un recinto de bienestar y belleza.

Los árboles tienen importancia económica, porque nos proporcionan madera para alojamiento, pulpa para papel, medicamentos y muchos otros productos. Muchas regiones boscosas también son usadas para minería apacentamiento de ganado y recreación. En todo el mundo, cerca de la mitad de la madera de corte obtenido cada año es usada como combustible para calefacción y para cocinar, especialmente en los países subdesarrollados. Algo de ésta se quema directamente con leña y parte es convertida en carbón vegetal, que usan ampliamente como combustible. Un tercio de la cosecha mundial anual es de troncos aserrados que se convierten en madera en bruto, tableros, madera terciada (triplay). Un Sexto es convertido en pulpa que se usa en una variedad de productos de papel.

Todos los bosques vírgenes en la Tierra, deben ser considerados recursos no renovables. No deben ser talados, porque sus servicios ecológicos a largo plazo son mucho más importantes que la ganancia económica a corto plazo. De acuerdo con el cálculo, un árbol típico proporciona un valor monetario de 206,200 dólares de beneficios ecológicos en forma de oxígeno, reducción de contaminación del aire, fertilidad del suelo, control de la erosión, reciclamiento del agua y control de la humedad, hábitat para la vida silvestre y fuente de proteínas para ese caudal vivo. Las áreas verdes no sólo son vida vegetal, sino que alrededor de ellas se crea todo un sistema de vida animal. Da pie a todo un intercambio entre las plantas y la atmósfera. Si hay verde, hay clorofila y si hay clorofila entonces hay absorción de gases, y por lo tanto expulsión de oxígeno que nos ayuda a tener un nivel de vida más alto.

El árbol tiene razón de ser, y con esto queremos dejar en claro que la calidad de vida que se busca en el planeta está ligada estrechamente a los aspectos ecológicos y ambientales. Esto tiene como objetivo final buscar un desarrollo compensado entre lo funcional y lo estético, sin dejar de lado el mejorar la calidad del medio ambiente de las ciudades.